El negocio de firmar Forwards con Penta, explicado con manzanitas

Esta columna será menos extensa que las habituales columnas. Y es que, a raíz de la columna: “Los Forwards de Penta, explicado con manzanitas” (ver columna) los lectores manifestaron diversas dudas frente a los beneficios que obtendrían los cómplices de estas operaciones. Después de una acuciosa lectura, he aquí la respuesta.

Los Forwards: Sólo para recordar

 

Snoopy and Woodstock 1

Sólo para recordar, y no con la intención de ahondar nuevamente en lo mismo, los contratos forwards son un acuerdo entre 2 partes, donde se establece la transacción de un activo en el futuro, estableciendo con anterioridad la fecha de transacción y el precio del activo. Empresas Penta presuntamente habría suscrito forwards de una manera ilícita para eludir el pago de impuestos. La operatoria involucraba a otras empresas y consistía en la suscripción de contratos hoy, simulando que los contratos fueron suscritos en el pasado. Esto resultaba ventajoso, ya que hoy se conocen los precios de los activos de ayer y hoy, entonces se pueden asegurar ganancias o perdidas con suma certeza. En el caso de Penta, se simulaban pérdidas para reducir la renta imponible, y así pagar menos impuestos. Para más detalle, puede revisar la columna ya citada.

El negocio de los cómplices

tabla_16

Inmediatamente después de la columna, muchos de mis perspicaces lectores expresaron una duda común: ¿Qué ganaban los cómplices?. Con humildad, asombro y sentimiento de deuda, pensé: “¡muy buena pregunta!”. Inmediatamente recordé al Profesor Salomón y sus comunes reacciones frente a las dudas del inocente Tutu Tutu.

Comencé a leer más en detalle sobre esta arista del caso y llegué a posibles respuestas, alimentadas por hipótesis que, generosamente, muchos lectores comentaron en la columna. La más lógica era que las empresas que suscribieron forwards con Penta eran empresas que ya arrastraban pérdidas. Por consiguiente, a pesar de percibir un ingreso financiero en sus contabilidades, las pérdidas arrastradas por otras operaciones terminaban por anular este beneficio y finalmente no pagaban impuestos, al igual que Penta. Muy lógico, pero resultó que esa no era la respuesta.

Gracias a un robusto reportaje de CIPER Chile dí con la respuesta. Recordemos que la duda surgió dado que los forwards representan una perdida para una parte y un beneficio para la otra parte. Penta percibía perdidas, por lo cual reducía su base imponible y eludía el pago de impuestos. No obstante la contraparte debía ostentar una ganancia o utilidad, lo cual aumentaría su base imponible y por ende su pago de impuestos. ¿Cuál es el beneficio?. A partir de este ejemplo real buscaré aclarar la operatoria:

  1. Penta firmaba contratos forwards con una empresa llamada “VSA”. Estos contratos forward se realizaban sobre el precio del dólar. Penta apostaba a la baja del precio del dólar, VSA al alza. Estos contratos forward fueron firmados ilícitamente, simulando haber sido suscritos en el pasado. Es como sí yo suscribiera un forward hoy, 12 de marzo, simulando que lo suscribí el 01 de marzo. Yo sé cuanto vale el dólar hoy.
  2. Penta simulaba haber apostado mal, por ende enfrentaba una perdida. VSA ostentaba una ganancia, al simular haber apostado bien. Penta reducía su base imponible en la contabilidad y eludía el pago de impuestos. VSA ostentaba una ganancia, por ende aumentaba su base imponible.

Hasta el momento nada nuevo. Esto fue abordado en la columna anterior. He aquí lo novedoso.

  1. Penta traspasaba los fondos a VSA. Supongamos que el forward contemplaba la compra de un dólar a $650 pesos. Penta traspasaba los $650 pesos a VSA. VSA traspasaba el dólar a Penta. Recuerde que no hay ganancia para Penta. Penta antes del forward tenía $650. Después de la transacción pasó a tener 1 dólar, que al precio de mercado valía, supongamos, $600. Pérdida de $50. Sin embargo VSA pasa a obtener $650 pesos. Antes tenía 1 dólar, cuyo valor era de $600. Ganancia de $50.
  2. Penta avisaba a sus ejecutivos la suscripción de forwards con VSA. La utilidad recibida por VSA tenían por objetivo principal el pago de bonos. Es decir, los $50 pesos de ganancia de VSA debían llegar a los ejecutivos de Penta en algún momento.
  3. Los ejecutivos de Penta, a través de sus sociedades particulares, suscribían forwards con VSA. En estos forwards los ejecutivos apostaban al alza y VSA a la baja del precio del activo. Es así como finalmente VSA se deshacía de esta ganancia contable. Los ejecutivos obtenían ganancias de éstos nuevos forwards y VSA pérdidas. VSA traspasaba los fondos a los ejecutivos de Penta y los dineros eran transferidos a las arcas de sociedades particulares de estos ejecutivos.
  4. VSA cobraba un 9,4% de comisión por esta complicidad. Los forwards de Penta con VSA totalizaron $7.341 millones. El beneficio por comisiones de VSA fue de $690 millones, aproximadamente.

En el saldo final Empresas Penta registraba una perdida contable y eludía pago de impuestos. VSA ostentaba inicialmente una ganancia contable, pero posteriormente la anulaba con la pérdida obtenida de firmar forwards con los ejecutivos de Penta, por ende VSA sólo terminaba declarando al SII el ingreso por comisión. Los ejecutivos de Penta obtenían sus bonos. Penta eludía impuestos, los ejecutivos de Penta recibían sus bonos en sus sociedades particulares y VSA cobraba comisión por su complicidad. 

Formalizacion Caso Penta

Espero que esta explicación contribuya a disipar las dudas generadas por la anterior columna. Sólo decir que sus dudas son tremendamente importantes, porque me incentivan a entregar información al detalle y cultivar una educación total. Sus dudas son un gran síntoma. Chile quiere llegar al fondo de los temas. Economía Para Todos está para eso. Ya se encuentra en proceso de redacción la próxima columna: “El Caso Soquimich (SQM) explicado con manzanitas”. Imperdible. Un abrazo a todos. Gracias por compartir!.


Fuente: Ciper (2015), Así funcionaba la maquina de evasión tributaria de los dueños del Grupo Penta. Santiago, Chile. Sitio web. Disponible en: http://ciperchile.cl/2015/03/03/asi-funcionaba-la-maquina-de-evasion-tributaria-de-los-duenos-del-grupo-penta/

 

 

Etiquetado con: