La Reforma Laboral explicada con manzanitas

El propósito de esta columna es explicar, con manzanitas, una de las reformas más emblemáticas que impulsa el gobierno de la Presidenta Bachelet, y que hoy se debate en la Cámara de Diputados: la denominada “Reforma Laboral”. En palabras de la Presidenta, con la “Reforma Tributaria” y la “Reforma Educacional”, la “Reforma Laboral” constituye el corazón de los cambios radicales que Chile necesita. Sin embargo, los escándalos sobre delitos tributarios, financiamiento irregular de campañas políticas y posibles tráficos de influencias, han desviado la atención de la prensa, desde el debate sobre estas reformas, a la cobertura de lo que sucede en los Tribunales de Justicia. Sin embargo en Chile se sigue legislando, y resulta necesario entender qué se está legislando. Ante esto en esta columna respondemos a la pregunta. ¿En qué consiste la “Reforma Laboral”?

¿qué es la “reforma laboral”?

Productividad-trabajador-chileno

La “Reforma Laboral” es un proyecto de ley que introduce diversas modificaciones al Código del Trabajo, cuerpo normativo que regula la relación laboral privada en Chile (vea el código aquí). Este cuerpo normativo establece derechos y deberes de empleados y empleadores, para diversas materias: contratación, salarios, jornada de trabajo, feriados, seguro social, negociaciones, etc.

Este marco legal representa un elemento vital en la economía. De alguna forma este cuerpo normativo establece las reglas del juego para el funcionamiento de las empresas. Considerando que el capital humano es el principal recurso que dispone una empresa para producir (y así aportar riqueza a la economía y los individuos que la componen) lo que se dicte en el Código del Trabajo resulta determinante en el dinamismo del empleo, de la producción, y por ende, del crecimiento económico y bienestar.

¿qué modificaciones plantea la “reforma laboral”?

El Código del Trabajo contiene dos libros que son claves para este proyecto de ley: el “Libro III de las Organizaciones Sindicales y del Delegado del Personal” y el “Libro IV de la Negociación Colectiva”. Las principales modificaciones que plantea la “Reforma Laboral” vienen a modificar algunos artículos de estos libros.

Sindicato titular

comision educacion cut y ministro edujpg4

La primera modificación principal que plantea la “Reforma Laboral” se relaciona a los sindicatos. La Reforma plantea la existencia de un “sindicato titular” en las empresas de Chile. Este “sindicato titular” es el único que podrá negociar, de ahora en adelante, colectivamente mejores condiciones para los trabajadores de una empresa. Hoy en día el Código del Trabajo no reconoce la existencia de un “sindicato titular”, sino que abre la posibilidad de que los trabajadores se agrupen en órganos paralelos al “sindicato” y negocien con el empleador. Para ilustrar esto recurriremos a nuestros amigos de “Peanut’s”.

peanuts-group

Suponga que en Chile existe una empresa llamada “Peanut’s”, cuyo único dueño y administrador es Charlie Brown. Esta empresa emplea a 4 personas: Snoopy, Woodstock, Lucy y Linus. Esta empresa tiene un sindicato, presidido por Snoopy. A este sindicato se encuentra afiliado sólo Woodstock. Una vez al año Snoopy, en representación del sindicato, negocia con Charlie Brown mejores condiciones laborales para los trabajadores de “Peanut’s”. No obstante, Lucy y Linus no se sienten representados por el sindicado que encabeza Snoopy. Al respecto Lucy y Linus se agrupan y, de forma paralela al sindicato, negocian colectivamente con Charlie Brown mejoras laborales. La ley se los permite. Así también la ley permite que Snoopy, Woodstock, Lucy y Linus, negocien condiciones individuales con Charlie Brown.

Con la “Reforma Laboral” el sindicado encabezado por Snoopy será el único capaz de generar condiciones laborales colectivas para “Peanut’s“. Lucy y Linus no podrán agruparse para negociar condiciones con Charlie. Ellos tendrán la opción de negociar condiciones individuales con Charlie, o bien afiliarse al sindicato encabezado por Snoopy. No obstante, aunque Lucy y Linus decidan no afiliarse al sindicato, los resultados de la negociación colectiva que surjan entre Charlie y Snoopy podrán beneficiarlos, siempre y cuando Charlie y Snoopy estén de acuerdo.  De lo contrario, las condiciones laborales colectivas no serán las mismas que tengan Lucy y Linus. Si Charlie decide extender las condiciones colectivas a Lucy y Linus, sin el consentimiento de Snoopy, aquello constituirá una “práctica anti-sindical”, sancionada por ley.

Con esto el proyecto busca incentivar la afiliación de los trabajadores a un sindicato oficial, en cada empresa. La idea que emana de esto es que los trabajadores, unidos, jamás serán vencidos. ¿Será esto tan cierto?.

El PISO DE LA Negociación colectiva

reforma

La “negociación colectiva” en el mundo del empleo es un concepto que hace mención a la negociación en la que participe el empleador y un representante de los empleados. Los beneficios de dicha negociación se extenderán a todos los que, voluntariamente, se sientan representados por el empleado parte de la negociación. Por eso se llama “colectiva”. Generalmente aquel empleado es el presidente de un “sindicato”.

En el mundo de la educación existen símiles de sindicatos. En este caso serían los centros de alumnos, centros de estudiantes o federaciones. Por ejemplo, la CONFECH es una organización estudiantil que aglutina a las federaciones de las universidades miembro del Consejo de Rectores. Ellos, a partir de marchas y reuniones, lograron negociar con el Gobierno proyectos en pos de mejores aranceles y condiciones para el Crédito con Aval del Estado (CAE). Estos beneficios se extendieron colectivamente. Es decir, para todos los estudiantes de cualquier universidad en Chile.

La “Reforma Laboral” establece un piso mínimo para cada negociación colectiva que emprendan los trabajadores. Suponga que Charlie Brown y Snoopy negociaron beneficios colectivos el 2014. Acordaron que los trabajadores tendrían $100 de aguinaldo, 5 feriados administrativos por semestre y un horario de trabajo de 8 horas laborales efectivas diarias. Si Charlie y Snoopy negocian nuevamente en 2015, el piso mínimo será el resultado de la negociación pasada. Charlie no podrá ofrecer condiciones inferiores a lo acordado el pasado año. Esto actualmente no está amparado por ley.

Sin embargo, no se incluye en este piso mínimo la reajustabilidad de los salarios por IPC, el incremento real de salarios pactado en el contrato vigente, los pactos sobre condiciones especiales de trabajo y bonos de término de conflicto. Suponga que en 2014 Charlie le ofreció a Snoopy (y todos los trabajadores) un bono de $500 para deponer la huelga. Este año no necesariamente Charlie estará obligado a ofrecer ese bono.

FIN A LOS REEMPLAZOS EN HUELGA

snoopy-dont-work

Actualmente el Código del Trabajo prohíbe que un empleador reemplace a los trabajadores en huelga. Sin embargo la ley prohíbe “contratar” reemplazos. Como usted sabrá, en Chile “contratar” no es sinónimo de “emplear”, lamentablemente. Volvamos a nuestro ejemplo.

Suponga que Snoopy y Woodstock deciden irse a huelga. Charlie Brown, abrumado, sabe que no puede contratar personal para reemplazarlos. No obstante nada le impide ordenar a Lucy o Linus que asuman las tareas de Snoopy y Woodstock. Además, Charlie tiene la opción de emplear a personas externas, por la vía de pago de honorarios o práctica profesional. Así, Charlie impide que “Peanut’s” se paralice. Snoopy y Woodstock seguramente se enojarán. Su huelga no paralizó la empresa y por ende el impacto de su decisión se redujo ostensiblemente.

La “Reforma Laboral” prohíbe explicitamente reemplazos en caso de huelga. Charlie ya no podrá ordenar a Lucy o Linus asumir las tareas de Snoopy y Woodstock, ni tampoco emplear bajo vías alternativas a potenciales reemplazos. Con esto la ley busca garantizar que la huelga no sólo paralice a trabajadores, sino que también a la empresa.

OTRAS MODIFICACIONES

En materia de género, la “Reforma Laboral” establece que, a lo menos, una mujer debe integrar la comisión negociadora de una empresa. Es decir, independiente que Snoopy sea el presidente del sindicato, Lucy debiese estar en la comisión de negociación.

Además la ley amparará el horario destinado a actividades sindicales. Actualmente la ley lo denomina como “permiso sindical”. Con la “Reforma” pasará a denominarse “horas de trabajo sindical”, y se espera que se amplíen de una semana a 3 semanas al año. 

Finalmente, si en una empresa no existe sindicato, la ley permitirá la existencia de un “grupo negociador”. En este sentido, la no existencia de sindicato, no impedirá que los trabajadores puedan negociar mejores condiciones de forma colectiva.

REFLEXIONES: ¿ES UNA REFORMA?

Denuncian-ante-la-CIDH-que-la-libertad-sindical-en-Chile-sigue-ligada-al-modelo-Pinochet

En lo personal creo que las modificaciones al Código del Trabajo que busquen empoderar a los trabajadores resultan atractivas para la economía. Esto se supedita en la premisa de que los trabajadores contentos producen más. Por ende la economía debería verse beneficiada de una mayor producción de bienes y servicios, y mejores estándares de bienestar que deriven de aumentos salariales y mejores condiciones laborales. No obstante, aquellas modificaciones al Código del Trabajo que busquen empoderar a los sindicatos, no necesariamente resultan en un mayor empoderamiento de los trabajadores.

Es de público conocimiento que los sindicatos (lamentablemente) no siempre representan fielmente los intereses de todos los trabajadores. Así también, es de público conocimiento que algunos partidos políticos mantienen relaciones estrechas con muchos sindicatos. Muchos políticos actuales, tanto del Gobierno, Congreso o Municipalidades, alguna vez fueron dirigentes sindicales. Y es qué una posición sindical puede ser un “trampolín” hacia la política. En ese sentido, las condiciones laborales se mezclan con la política. Esto, muchas veces, termina desviando los intereses y materias que muchas veces se negocian colectivamente dentro de una empresa. Otorgar más poder a los sindicatos, aumentaría ese atractivo de querer liderar un sindicato, sólo con miras políticas a futuro, en desmedro del verdadero propósito de un sindicato: lograr mejoras en las condiciones laborales.

snoopy_and_woodstock_by_darnasdf1234-d3bx74q

Este mayor poder de los sindicatos también favorece las expectativas monetarias de algunos. Es de público conocimiento que, en situaciones, la mesa directiva de un sindicato decide deponer una huelga a cambio de bonos exclusivos que extienda el empleador a la mesa directiva. Un mayor poder de los sindicatos podría aumentar aquella nociva práctica.

Sin embargo, más allá de este tipo de especulaciones, considero que es positivo el no reemplazo en caso de huelgas, el piso de las negociaciones colectivas y la mantención de la negociación individual. Y es qué esta “Reforma” no impedirá que usted pueda negociar con su empleador de forma individual. Aquello resulta vital.

De todas formas, en mi opinión los verdaderos problemas en materia laboral no son considerados en este proyecto. Estos problemas dicen relación con la baja participación en el mercado laboral de jóvenes y mujeres, el hecho de que el 70% de los trabajadores perciba un salario inferior a 415 mil pesos líquidos, o lo nocivo que resulta la sub-contratación y el régimen de honorarios. Este proyecto no busca avanzar en estas materias. Este proyecto no busca aumentar los sueldos, no busca generar más empleos, no busca terminar con la grotesca captación de riqueza emanada de la sub-contratación, y tampoco busca generar condiciones básicas, dignas y justas, para aquellos que en la práctica trabajan, pero ante la ley no son reconocidos como trabajadores. En ese sentido, dudo que esta sea una “Reforma”.

En este sentido, Chile sigue manteniendo una alta deuda en materia laboral. Los proyectos que busquen abarcar mejores salarios y verdadera contratación, podrán ser denominados “Reformas”. Antes, sólo hablemos de “nivelación”.

Fuentes:
The CLinic ONLINE  
La tercera
Etiquetado con: