Bourseup y Yo: Una decisión voluntaria

Ningún medio me ha contactado. Nadie me ha pedido que escriba. La vida me ha enseñado que nada de ello es necesario cuando de transparencia se trata. Responder a eventuales consultas no constituye testimonio, sino más bien explicaciones. Una persona que no habla, a menos que se le pregunte algo, es alguien que elude referirse a un tema. Por incomodidad, seguridad, lealtad, indiferencia. Cada quien tendrá sus razones. Pero este sitio web nació bajo la convicción de que día a día somos espectadores de preocupantes temas, de los cuales tenemos el deber de hablar. Hoy es uno de esos días, donde el silencio no puede ser opción.

ECONOMista EN CONCEPCIÓN

1 (3)

Marzo de 2014. Tras un merecido mes de vacaciones, luego de defender exitosamente mi tesis, decidí oficialmente comenzar a buscar mi primer empleo. Con certificados que me acreditaban ser Ingeniero Comercial y Magister en Finanzas, estaba completamente apto para empezar a trabajar. Sin embargo yo siempre tuve claro mis preferencias. No quería bancos, no quería retail. Lo mío era y es la economía. Poco a poco comencé a notar que dedicarme a la economía sería difícil en una ciudad como Concepción. Pasaban los días y no abundaban las ofertas y entrevistas afines a mi sueño. Muy ansioso, y con mucho tiempo libre, decidí mantenerme ocupado creando un blog llamado “Políticas para Todos”, un sitio web hecho para explicar la contingencia económica, política y financiera de Chile de una forma simple, clara, crítica e independiente. Un sitio web que meses después concitaría la atención de miles de personas, lo que finalmente se traduciría en apariciones semanales en Canal TVU de Concepción. Con ello llegarían 2 ofertas laborales.

Enero de 2015. La experiencia no fue grata. Ya pasaban 7 meses sin contrato laboral, trabajando horas extra y feriados, en un clima laboral no deseado. Razones suficientes para atreverme a renunciar. No eran condiciones a las cuales aspiraba y sentía el deber de ser fiel a mis instintos. Con mucha incertidumbre, pero convicción, volvía a buscar trabajo. En el intertanto decidí retomar activamente lo que en ese minuto ya era un relegado blog: “Políticas para Todos”. La primera acción sería cambiarle el nombre. “Economía” representaba más los contenidos que deseaba abordar. En conjunto con mi socia diseñadora desarrollamos una imagen corporativa y nos fijamos el objetivo de crear una revista digital mensual con la cual pudiésemos generar ingresos por la venta de páginas de publicidad a empresas. Fue cuando realmente me decidí a que Economía Para Todos se convirtiera en mi trabajo de tiempo completo. Era lo que más me gustaba hacer. Explicar con manzanitas. Dado esto no escatimé en invertir en el sitio web los ahorros que logré acumular mientras trabajé en la consultora.

BOURSEUP Y LA EDUCACIÓN FINANCIERA

10501798_10205766505458526_4580908766995337096_n

La búsqueda de empresas interesadas en la revista no fue la mejor. Sin embargo Economía para Todos registraba más visitas de las que alguna vez imaginé. No obstante no se me ocurría cómo poder generar ingresos con este trabajo. Fue así que me contacté con Esteban Aedo, ex alumno de Ingeniería Comercial, a quien conocía por haberle realizado ayudantías y clases particulares de economía. La última vez que había visto a Esteban había sido en julio de 2014. En aquella oportunidad acudí a la oficina de BourseUp para ser entrevistado por uno de sus socios, Rafael Garay, por la posibilidad de apoyarlo en su quehacer bajo el cargo de analista financiero. Aparentemente Rafael quería trabajar conmigo, pero la noticia llegaría tarde, pues ya había decidido trabajar para la consultora y no quise retractarme. Aquello fue bien recibido por Esteban y quedamos de seguir en contacto. Un año después, y dadas las buenas migas, no dudé en llamarlo para contarle de mi sitio web.

Esteban me comentó que le entusiasmaba la idea de proporcionar contenidos de educación financiera a los clientes de Bourseup. Su idea era hacer videos tipo cursos, donde se enseñara sobre economía y finanzas. Ahí fue que comencé a pensar que podía generar ingresos a partir de mis conocimientos, y no directamente desde el sitio web. Aquello fue un alivio, pues ya se comenzaban a agotar mis ahorros. Dado esto llegamos a un acuerdo de honorarios por grabar 5 videos mensuales. Mi labor era explicar con manzanitas temas como: instrumentos de renta fija, renta variable, la inflación, el crecimiento económico, entre otros.

A la par Esteban mostró interés en que yo explicara con manzanitas sobre Bourseup en mi sitio web. La idea era dar a conocer el negocio. Accedí con la condición de escribir la columna como una entrevista, para que no constituyera tradicional publicidad o recomendación. La petición de Esteban sería que no se hiciera mención a que Rafael Garay había sido socio de la empresa y que se hablara de BourseUp como “partner” de Economía Para Todos. Dado esto decidí abordar el relato desde que me topé con Esteban en Versluys de Concepción el año 2014 y me contó por primera vez de Bourseup, lo que luego se traduciría en la entrevista con Rafael Garay. Sin embargo esto lo omití por deseo de la empresa. Para cerrar el acuerdo además se solicitó incluir una página de publicidad de Bourseup en las ediciones de la revista digital que sacamos. Trato hecho. Se incluyeron las páginas en la revista digital, comencé a grabar los vídeos y escribí la columna. Puedes leerla en http://www.bionoticias.cl/web2/index.php/78-comentarios/matias-godoy-mercado/457-bourseup-el-primer-partner-de-economia-para-todos-explicado-con-manzanitas.

¿Y LOS VIDEOS?

Captura de pantalla 2016-03-16 a las 11.12.42 p.m.

Transcurrieron cerca de 4 meses. Acudía a la oficina uno o dos días al mes a grabar 5 vídeos  para Bourseup, los cuales eran grabados y editados por personal de diseño de la empresa. Sin embargo veía como ningún vídeo era publicado, aunque mi inquietud no pasaría más allá de la típica consulta: “¿Y los videos?”. Dado que se estaban acumulando muchos vídeos sin editar, la empresa decidió dejar de grabarlos. 

Luego se me comentó que diversos cambios en el modelo de negocio de la empresa hacían de la columna “Bourseup: El primer partner de Economía Para Todos” una explicación obsoleta de su quehacer. Así fue que la columna se bajó del sitio web. A esto se sumó que en Economía Para Todos decidimos dejar de desarrollar una revista digital mensual. Comencé a sentir preocupación por la estabilidad de los ingresos que percibía de Bourseup, a pesar de que ya ostentaba ingresos de otras fuentes para ese entonces. Sin embargo, aun con todo, no lograba equiparar el sueldo que percibía en la consultora y debía compartir mi renta mensual con mi socia.

Fue en ese contexto que surgió la idea de desarrollar un reporte financiero semanal para los clientes de Bourseup. Un informe, de no más de 10 páginas, que diera cuenta de la rentabilidad semanal de acciones nacionales, internacionales, materias primas, monedas y retornos de los 5 Fondos AFP. Junto a ello realizar una revisión de las noticias financieras y económicas más importantes de la semana transcurrida, y avisar que días de la semana entrante se darían a conocer nuevas e importantes informaciones. El objetivo era dar cuenta de la economía internacional “con manzanitas”. 

Así renegociamos menores honorarios. En el siguiente link puedes ver uno de los tantos reportes semanales que realicé para Bourseup. https://drive.google.com/file/d/0B2HF0epDVBmyLVdjakcxZmVWREk/view?usp=sharing

LAS DEUDAS

CUqoNgSWoAA0KrA

Me sentía muy agradecido de Bourseup por los honorarios que me brindaban. Debía trabajar los fines de semana en los reportes, dado que para realizar un resumen semanal de la economía nacional e internacional debía esperar el cierre de los mercados los días viernes. No era ideal, pero tampoco gran problema. Sin embargo cada mes debía llamar y recordar a la empresa para que me efectuaran el pago mensual por los reportes. Es indeseable hacer eso, pero me adapté. Fue en esos llamados habituales que se me citó a la oficina la segunda semana de febrero de este año. Se me comunicó que Esteban había salido del país por un plazo indefinido, sin entrar en explicar el por qué, y que la empresa estaba atravesando por una delicada situación financiera que exigía interrumpir el desarrollo de los reportes. Decidí no preguntar detalles y agradecer por los cerca de 10 meses en que la empresa me brindó honorarios. No se me adeudó nada.

UNA PRESUNTA ESTAFA PIRAMIDAL

CDxLdAwWIAIoRg3

Es así como llegamos al día de hoy. 16 de marzo de 2016. Un cliente de Bourseup me manda por interno la siguiente noticia de Radio Bío Bíohttp://www.biobiochile.cl/2016/03/16/denuncian-presunta-estafa-piramidal-que-involucraria-a-politicos-y-abogados-de-concepcion.shtml.

Al respecto sentí el inmediato deber de comunicarme con las personas que actualmente me brindan trabajo: Universidad del Desarrollo y FOL.cl. Sin esperar que nadie me dijera nada les comenté de la noticia y les conté un resumen del relato que les acabo de presentar, señalándoles que esta noche haría pública esta columna. En ambas instancias encontré apoyo y consejo, lo cual me hace sentir más que afortunado por mi actual presente laboral.

REFLEXIÓN

udec civil industrial

No creo ser una víctima. No pretendo connotar eso en este relato. Tengo 25 años. No soy un niño. Tomo decisiones y estoy dispuesto a asumir los costos que dichas decisiones puedan acarrear. Decidí no abordar esta columna como una aclaratoria de lo que no hice o en lo que no participé, sino todo lo contrario. Decidí escribir esta columna para transparentar lo que sí hice, de forma totalmente voluntaria. Nadie me obligó, aun cuando a veces la necesidad de ingresos mensuales te alienta a tomar decisiones que no tomarías en otro contexto de mayor estabilidad. Pero ni aun así. No tengo hijos, no estoy casado, no vivo solo, no soy pobre.

En lo que a mi concierne Bourseup era una empresa que captaba dinero de personas para ser invertido en empresas nuevas, con alto potencial de crecimiento, para así generar rentabilidades altas en el mediano plazo. Es un alto riesgo, del cual desconozco si la empresa comunicó debidamente a los clientes al momento de ofrecer su producto. No me consta el quehacer de la empresa en materia de recursos y cómo convenció a personas de adherirse. No estuve en la administración. No estuve encargado de vender nada. No di charlas en nombre de la empresa. No estuve en un directorio. No tomé decisiones que fueran más allá de lo que concierne a los videos que grabé y de la columna que escribí. Creo que deberán ser las partes involucradas, o la justicia, a quienes les corresponde asignar responsabilidades y sentencias. Y en ello no creo ser una persona autorizada y capaz de decir si existen culpables y/o víctimas.

Pero solo en eso me puedo lavar las manos. Soy una persona que ha logrado mucho en tan poco, gracias al trabajo que elegí realizar día a día. Sin embargo dicho trabajo no tendría ningún valor de no ser por ustedes. Eso me hace reflexionar permanentemente que mi gran activo es y será mi credibilidad. Y me atormenta pensar que pude haber puesto mi credibilidad en tal alto riesgo por la prestación de mi trabajo. Ante ello mi mayor consuelo es asumir que finalmente de las experiencias se aprende. Espero estar sacando las lecciones correctas.

Quizás muchos sean incrédulos ante mi relato. Quizás otros no, pero pensarán que soy tonto o inocente. Solo les puedo decir que soy un idealista. Ese idealismo me llevó a crear este blog, ignorando muchas lógicas que me recomendaban no hacerlo para evitarme un fracaso o una decepción. Creo en las ideas, sobretodo disruptivas. Y para mi Bourseup fue eso. Una empresa que dijo querer financiar con dinero a empresas nuevas, esas que en los bancos no encuentran buena acogida. Una empresa que respetaba mi linea editorial y para quienes no significó problema que hablara de colusiones, corrupciones y malas prácticas, con nombres y apellidos, permanentemente en mi blog. Una empresa que no me adeudó nada. No tengo los antecedentes para culpar o defender inocencia a nadie. Pero mi idealismo me hace querer pensar que todo esto se trata de un mal entendido. Serán otros los que deberán determinar si es así o no.

Para finalizar simplemente decir que lo mío es la educación. Explicar con manzanitas lo que yo tuve el privilegio de aprender: economía y finanzas. Eso es lo que hice en Bourseup, con las mismas intenciones por las que hago todos mis trabajos: un país más educado. El fin, por más loable que sea, nunca debe justificar los medios. Es por eso que de ahora en adelante seré extremadamente cuidadoso de las vías por las cuales llevaré a cabo mi cometido. Pero lo seguiré haciendo, hasta que ustedes determinen que no soy útil o creíble. Porque no tengo nada que ocultar y he aquí mi forma de demostrarlo.

Soy Matías Javier Godoy Mercado. Atento a responder cualquier consulta. Gracias por tanto. Perdonen lo poco. 

Etiquetado con: