El Panamá Papers explicado con manzanitas

“La más grande filtración de documentos en la historia del periodismo”. Jefes de Estado, reyes, políticos, empresarios, celebridades. Son el saldo preliminar que revelan más de 11,5 millones de documentos, propiedad de Mossack Fonseca, bufete de abogados que constituyó más de 214 mil empresas de papel en paraísos fiscales ligadas a personas de renombre mundial. Dentro del amplio listado de personas es posible encontrar más de 200 empresas ligadas a más de una decena de figuras chilenas. ¿Qué es esto? Con manzanitas, en la primera columna de Economía Para Todos referente a Panamá Papers, el escándalo internacional que recién comienza. 

Los paraísos fiscales

4210922f22c97ff427161a2dbc036a63

Imagine que Charlie Brown es un destacado político. Su exitosa trayectoria política lo han llevado a ostentar la Presidencia de la República, una posición que no habría alcanzado tan sólo con sus ideas u oratoria. Charlie es uno de los políticos que más dinero destinó a la campaña presidencial, para lo cual estableció lazos y compromisos con muchas empresas y personas, quienes aseguraron el financiamiento necesario para lograr el poder político. Para Brown el fin justifica los medios, así que no reparó en discriminar a nadie que quiso aportar a sus campañas, en especial aquellos que ofrecieron grandes sumas de dinero. Una vez en el poder, Charlie aceptó gobernar en pos de los intereses de sus aportantes. Sin embargo, toda vez que recibe un requerimiento especial, Charlie no escatima en cobrar por lo que para él constituyen “sus servicios”. Y es que para Brown nada en la vida es gratis. “Lo bueno cuesta” fraseaba su padre.

Hace años que la empresa Gold Minerals ansiaba la concesión exclusiva para explotar oro en el país. Con Charlie en la Presidencia veían una oportunidad única para lograr ese objetivo. Charlie Brown estaba dispuesto a concesionar a la empresa territorios ricos en oro, de forma exclusiva y por un plazo de 20 años, a cambio de US$ 5 millones de dólares. Gold Minerals estimó que era un pago justo y solventable. Sin embargo ambas partes estaban conscientes de que aquella remesa constituiría un delito, por lo que dicha transacción no debía ser conocida por la opinión pública, ni figurar en el país. Así Charlie recordó a Snoopy, un viejo amigo abogado residente en Peanut’s, un denominado “paraíso fiscal”. Este país se caracterizaba por permitir que extranjeros pudieran constituir empresas de papel, con el fin de evitar o eludir el pago de impuestos, y fomentando la estricta reserva sobre la identidad de sus dueños y la fuente de sus ingresos. Así Charlie Brown, gracias a la gestión pagada de Snoopy, constituyó la empresa Bonos en Peanut’s, la que registraría un ingreso de US$ 5 millones de dólares por concepto de ventas, no afectos a impuestos y a la supervisión de ninguna policía internacional.

Para Gold Minerals el paraíso fiscal de Peanut’s no era nada nuevo. Hacía años que sus dueños mantenían empresas ahí, con el objetivo de evitar y eludir el pago de impuestos en su país natal. Así, toda vez que recibían utilidades de la explotación del oro, mandaban su dinero al país de Snoopy, logrando así evitar alguna erosión de riquezas producto de la recaudación fiscal. Sin embargo la verdadera razón de la minera era que el tener empresas de papel en Peanut’s permitía que los dineros de una legitima ganancia de la explotación de oro se pudieran mezclar con otros ingresos de cuestionable fuente. De esta manera los empresarios de Gold Minerals eludían la justicia y blanqueaban pagos y recepción de sobornos, coimas e ingresos por la venta de narcóticos.

Gold Minerals era una de los principales auspiciadores de Sandro Profeta, considerado por muchos como el mejor jugador de handball del Mundo. Sandro era el deportista orgullo del país, además de ser el mejor pagado. Día a día percibía ingresos que un trabajador normal jamás vería en una vida laboral entera, pero aun así lamentaba tener que pagar altos impuestos por ello. Así fue que Sandro también creó una empresa de papel en Peanut’s, para así proteger sus finanzas y no pagar los tributos que por ley se le exigían.

Distintas motivaciones, reunidas en un único lugar. “Un paraíso”. Eso era Peanut’s, en palabras de un promotor de inversiones hacia ese país: Snoopy.

Mossack Fonseca

aef3644c0970edb769e791fadf10e6508183c42a

“La más grande filtración de documentos de la historia del periodismo”. Así diversos medios de prensa de todo el Mundo califican a “Panamá Papers” o “Papeles de Panamá”, la revelación de 11,5 millones de documentos de la empresa “Mossack Fonseca”, poco conocida pero poderosa firma de abogados que tramitó la constitución de más de 214 mil empresas de papel en paraísos fiscales. La información revela participación y/o relación de importantes jefes de Estado, empresarios, narcotraficantes, celebridades y deportistas con empresas off-shore, definidas así por no producir bienes o servicios, no pagar impuestos, ni solicitar capitales privados o estatales en los países en que se constituye.

Jürgen Mossack es uno de los fundadores del exitoso bufete de abogados, fundado en 1977, hoy en el ojo de un huracán mundial. Inmigrante alemán, proviene de una familia que se radicó en Panamá luego del fin de la Segunda Guerra Mundial. Ramón Fonseca es el otro fundador, abogado y novelista panameño con una carrera llena de premios y honores, hasta marzo se desempeñó como ministro consejero del Presidente de Panamá, Juan Carlos Varela.

MossackFonsecaCertification-528963737089

Mossack Fonseca, también conocida como “Mossfon”, cuenta con más de 44 oficinas a lo largo del Mundo y ofrece la creación de empresas offshore en paraísos fiscales como Anguila, Bahamas, Islas Vírgenes Británicas, Islas Caimán, Nevada (Estados Unidos), Panamá, Seychelles, por mencionar algunos. El costo de su servicio ronda los US$ 2.500 dólares, aproximadamente $1,7 millones de pesos, donde se incluye hasta la conformación de un directorio para cada empresa, compuesto por personal del bufete.

LOS CLIENTES

111578screenshot-9jpg

Los documentos filtrados de Mossfon revelan empresas de papel controladas directamente por diversas personalidades públicas de todo el Mundo. El Primer Ministro de Islandia, el Primer Ministro de Pakistán, el Rey de Marruecos, el Rey de Arabia Saudí y los hijos del Presidente de Azerbaiyán, por mencionar algunos. Por otro lado se registran a lo menos 33 personas y empresas que forman parte de la lista negra del gobierno de Estados Unidos, por posibles negocios con narcotraficantes mexicanos, organizaciones terroristas internacionales y naciones que han violado tratados internacionales, como Corea del Norte e Irán.

Sin embargo el vinculo indirecto con empresas de papel es el que más predomina. En los millones de documentos figuran personas cercanas a figuras políticas internacionales, como la familia del Presidente de China Xi Jinping, el Presidente de Ucrania Petro Poroshenko, el padre del Primer Ministro del Reino Unido David Cameron, el Presidente de la Federación Rusa Vladimir Putin, el Presidente de Argentina Mauricio Macri, los ex Presidentes Nestor Kirchner y Cristina Fernández, y el ex Presidente de Brasil, Lula Da Silva.

x467974_1.jpg.pagespeed.ic.KY0X1iKB6d

Finalmente destacan empresas de papel formadas por personalidades del cine y el deporte, tales como el 5 veces electo mejor jugador de fútbol del mundo, Lionel Messi, y el actor chino más famoso del orbe, Jackie Chan.

LOS CHILENOS

edwardsbuchi-e1459782274905-728x350

Cerca de 200 serían las empresas de papel constituidas por Mossfon desde fines de la década del 70′ y que están vinculadas a Chile. Mossfon abrió oficinas en nuestro país en diciembre de 2012, gracias a la licencia que importó el abogado Juán Cristobal Lecart Salas. Sin embargo los vínculos de políticos, empresarios y celebridades chilenas se remonta a varias décadas pasadas.

Entre los beneficiarios chilenos de las empresas offshore, aun vigentes y creadas por Mossack Fonseca, aparece Alfredo Ovalleex presidente de la CPC, Sonami y socio del ex jefe financiero de la DINA, e Isidoro Quiroga Moreno, empresario que ha amasado gran fortuna con la venta de derechos de agua otorgados por el Estado. En un titular aparte figuran Agustín Edwards Eastman, dueño de El Mercurio, Hernán Büchi Buc, ex ministro de Hacienda, ex candidato presidencial y director de SQM; la familia Calderón Volochinsky, dueños y fundadores de Ripley y Luis Enrique Yarur, presidente y dueño del Banco BCI. Finalmente los dueños del Casino de Talca, los hermanos Luis y Lientur Fuentealba Meier.

2254678

Tratamiento a la par merecen abogados chilenos que figuran como intermediarios entre propietarios de empresas de papel y Mossfon. Destaca el presidente de Chile Transparente Gonzalo Delaveau Swett, quien gestionó con Mossack Fonseca la administración de un sin número de sociedades de papel en Bahamas, quienes controlan un millonario proyecto minero e hidroeléctrico en la V Región. Durante esta tarde Delaveau renunció a la Presidencia de Chile Transparente. 

zamorano_ovalle

En el listado aparecen personas chilenas ligadas al mundo del espectáculo y el deporte, quienes constituyeron sociedades de papel con Mossfon. Destaca Rene Kreutzberger, hermano de Don Francisco, e Iván Luis Zamorano Zamora, quien constituyó una sociedad en 1992, la que permanece inactiva desde 2005.

REFLEXIÓN

20090721014137_lavar-dinero-blanco-blanquear

Constituir una empresa de papel en un paraíso fiscal no es un delito. Tú y yo podemos hacerlo. La pregunta es: ¿Para qué? Esas respuestas pueden constituir más de un delito.

En la historia de Charlie Brown, Snoopy, Gold Minerals y Sandro Profeta vimos una serie de razones por las cuales cada uno se sintió incentivo y beneficiado de constituir una empresa de papel en un paraíso fiscal. Algunos motivos implicaban claros delitos, como el cohecho o la recepción de dinero de actividades o fuentes ilícitas. Otros motivos era la evasión y elusión de impuestos, lo que no necesariamente es un delito. 

Al respecto deben ser las justicias de cada país las responsables de llevar a cabo investigaciones y estimar si ameritan o no querellas, denuncias y/o formalizaciones por posibles delitos, ya sean tributarios o de otra índole. Puede que evitar y/o eludir el pago de impuestos sea un delito, pero así también lo es el cohecho, el soborno, o la recepción de dineros de fuentes criminales, como del narcotráfico o la guerra. En el inicio y desarrollo de estas eventuales investigaciones será crucial el rol de la opinión pública y las redes sociales. En Economía Para Todos seguiremos cada tema con atención.

Por ahora sólo explicar con manzanitas lo que creemos que constituye la punta de un iceberg o el prólogo de un libro, que bien podría dar paso a una serie completa. Porque la pregunta del millón es: ¿Por qué? ¿Por qué Jefes de Estado del Mundo tienen sociedades de papel? ¿Por qué Lionel Messi y Jackie Chan tienen empresas en paraísos fiscales? ¿Por qué Agustín Edwards, Hernan Büchi, la familia Calderón, Luis Yarur y otros empresarios tienen dinero en Centro América? ¿Por qué Iván Zamorano formó una empresa de papel en 1992?

¿Qué esconden? 

 

Etiquetado con: