E

El día de hoy la Corte Suprema rechazó un recurso de casación de fondo que se oponía al acuerdo compensatorio que, a inicios de 2017, anunció el SERNAC, Conadecus, Odecus y CMPC. Así, algunas voces sugieren que se inicia la vía libre para que, finalmente, se paguen los poco más de $7 mil pesos de compensación por la colusión en el mercado del papel “tissue.

Han transcurrido 14 meses desde que se anunció el pago de esta compensación a más de 13,5 millones de personas. ¿Por qué aun no se ha pagado? En esta columna, explicamos en simple la historia de la inédita, pero esquiva, compensación prometida. 

COMPENSACIÓN HISTÓRICA

El viernes 27 de enero de 2017 el Servicio Nacional del Consumidor (SERNAC) dio a conocer los resultados de una mesa de negociación compensatoria, conformada por la institución estatal, CMPC y las agrupaciones de consumidores, Odecus y Conadecus. La instancia, que se prolongó por más de un año, logró que la papelera se comprometiera a pagar $97.647 millones de pesos, como compensación a la población por haber participado en la denominada “colusión del confort”, o concertación de precios en el mercado del papel “tissue“. Para comprender, sugerimos leer “La Colusión del Confort explicada con manzanitas”.

Tanto el SERNAC, como las agrupaciones de consumidores, destacaron que la cifra representaba el 78% de las utilidades que percibió CMPC a lo largo de los más de 10 años de colusión. Asimismo, se recalcó que la cifra representaba 6 veces la multa máxima que CMPC habría recibido por el delito cometido, multa que logró eludir por haberse auto-denunciado.

La mesa comunicó que la compensación se repartiría entre todos los chilenos mayores de 18 años, con cédula de identidad. Así, se estimó que cerca de 13,5 millones de personas recibirían un pago único de poco más de $7 mil pesos. El mecanismo consideraba una primera etapa de pago automático vía Cuenta RUT de BancoEstado, mientras que en una segunda etapa se realizarían pagos a quienes no contaran con este mecanismo.

DEPÓSITO EN BANCOESTADO

Luego de anunciar el acuerdo y los montos comprometidos, el jueves 2 de marzo de 2017 CMPC procedió a depositar el dinero acordado como compensación en BancoEstado. La empresa señaló que los $97.647 millones de pesos ingresaron a la institución bancaria bajo la figura de depósito renovable cada 30 días. Así, la empresa daba un paso concreto en su promesa de indemnización.

No obstante, para esa fecha el acuerdo compensatorio ya sorteaba sus primeras trabas judiciales. Y es que, para proceder al pago masivo de los dineros, se requería que el 10º Juzgado Civil de Santiago aprobara y visara el acuerdo extrajudicial alcanzado por CMPC y las agrupaciones de consumidores. El Tribunal se resistía a aprobar el acuerdo, debido a 2 razones puntuales. La primera era que SERNAC no figuraba como parte del acuerdo logrado. La segunda razón era que SCA, empresa con la que CMPC se coludió, apeló a la incompetencia del Tribunal para frenar el acuerdo de compensación logrado.

A pesar de estos suspensos, el 10º Juzgado Civil de Santiago aprobó el acuerdo en el mes de abril. Sin embargo, ese mismo mes se desatarían nuevos reveses insospechados.

MAPUCHES Y REZAGADOS

En particular, las acciones judiciales de Jaime Moraga fueron hechas en representación de 3 comunidades mapuches. Desde las comunidades se alegaba que el acuerdo logrado por CMPC, Sernac, Conadecus y Odecus fue secreto, no publicitado y no consultado con los pueblos indigenas, algo que se contraponía al articulo 6 y 7 del Convenio 169 de la OIT suscrito por nuestro país, el que dicta el deber de consultar y hacer participar a las comunidades antes de negociar acuerdos compensatorios.

A pesar de las iniciativas, el 16 de octubre de 2017 la Corte de Apelaciones de Santiago rechazó el recurso de apelación presentado por Moraga. Dado esto, el abogado recurrió a la Corte Suprema. Desafortunadamente, la máxima institución judicial del país ratificó el rechazo el 18 de diciembre de 2017.

No obstante, aun permanecía en trámite el recurso de casación de fondo. No fue hasta hoy, 17 de mayo de 2018, que la Corte Suprema rechazó este recurso, aparentemente la última acción que aun no encontraba respuesta por parte de la Justicia.

Así, hoy parecieran ya no quedar trabas judiciales para proceder al pago de las compensaciones pactadas por CMPC, Sernac, Conadecus y Odecus hace más de 14 meses.

GANANCIAS Y TAJADAS

En los más de 14 meses que han transcurrido desde que CMPC depositó los dineros de la compensación en BancoEstado, el capital ha ganado intereses cercanos a los $200 millones mensuales. Así, actualmente el pozo total a destinar para indemnizar a la población sería superior a los $100 mil millones de pesos. Esto podría incrementar la compensación a poco más de $8 mil pesos por persona.

No obstante, poco a poco se ha ido revelando que los principales actores del acuerdo solicitarán parte del pozo total depositado por CMPC y que ha ganado intereses. Fuentes cercanas al caso comentan que desde Conadecus y Odecus buscan reembolsar salarios, estudios, arriendos y, en general, todos los gastos en que se incurrieron durante estos últimos 2 años. Algunos, se aventuran a señalar que ambas organizaciones buscan obtener una “tajada” superior a los gastos incurridos, como forma de poder obtener recursos para financiar su quehacer durante los próximos años.

Por otro lado, BancoEstado ha manifestado que alguien deberá asumir los costos de transacción que implicará utilizar el mecanismo de CuentaRUT para pagar las compensaciones. En ese sentido, se ha reflexionado que, por concepto de transferencia electrónica masiva, giro en cajero automático o retiro en caja, los costos podrían oscilar entre $480 y $780 pesos por persona. Así, BancoEstado podría obtener aproximadamente $11.142 millones de pesos del total depositado, por prestar su servicio de facilitador de las compensaciones al público general.

Todo esto plantea una duda razonable: ¿La compensación será inferior a los $7 mil pesos prometidos? 

¿CUÁNDO?

Pareciera ser que, a más de 14 meses de anunciada la compensación, finalmente se viven semanas claves para que esta se produzca. Así, finalmente gran parte de los chilenos serían indemnizados, de forma inédita, por una empresa que se coludió durante más de 10 años.

No obstante, no existe certeza sobre cuándo se producirán los pagos y sobre cuál será el monto final que recibirían los consumidores. Y es que, si bien el depósito de CMPC ha generado ganancias por intereses, los recursos que se destinarán a Conadecus, Odecus y BancoEstado, plantean la duda de si, finalmente, habrán recursos suficientes para pagar la compensación prometida.

¿7 mil pesos? ¿Más? ¿Menos? Sea cual sea la cifra, parece que está más cerca de ser realidad.