E

El pasado jueves, la Fiscalía Nacional Económica (FNE) denunció por colusión a la Asociación Gremial de Cirujanos de la V Región ante el Tribunal de Libre Competencia (TLC). En su requerimiento, en el que el ente persecutor individualizó a 111 médicos cirujanos de la zona, la Fiscalía detalla una serie de hechos y antecedentes que dan cuenta de una concertación de precios para horas consulta y honorarios de procedimientos quirúrgicos.

Al amparo de dichos antecedentes, la FNE solicita una multa de 1.000 Unidades Tributarias Anuales (UTA), lo que asciende a $560.880.000 a junio de 2018, además de la disolución del gremio. Y es que, para la Justicia, los médicos cirujanos han fijando precios desde el año 1985. 

En la siguiente columna, expondremos los antecedentes que dan cuenta del presunto delito en contra de la libre competencia. Adicionalmente, explicaremos con manzanitas el modus operandi de lo que puede constituir un nuevo caso de colusión en nuestro país.

EXPULSADO POR COBRAR BARATO

El 4 de abril de 2012, la Asociación Gremial de Cirujanos de la V Región envío una carta a uno de sus médicos asociados. La misiva comunicaba su suspensión del gremio por un plazo de 120 días, decisión adoptada por unanimidad por la Directiva de la Asociación. El comunicado argumenta que la medida fue tomada por el “alejamiento” que el profesional “ha sostenido respecto de los acuerdos mínimos, básicos y esenciales adoptados por la Asociación”. 

El profesional afectado por la desafiliación (cuya identidad no se menciona por la Fiscalía) se desempeñaba como director de un hospital en la V Región. El ente persecutor relata que, en calidad de director de este recinto de salud, el profesional aprobó el ofrecer a pacientes un tipo de cirugía a valor fijo y conocido antes del procedimiento. Así, las personas podían someterse a una intervención sabiendo su costo por adelantado y pudiéndolo pagar antes de entrar a pabellón.

De acuerdo a la Fiscalía, la Asociación Gremial consideró que el precio fijado por el recinto era muy bajo. Para evitar estos episodios, la Asociación comunicaba a sus miembros, de manera periódica y explicita, qué precios debían cobrar por consultas y honorarios por cirugías. Como este profesional no respetó dicha instrucción, se procedió a castigarlo mediante suspensión. Adicionalmente, el gremio se contactó con las 6 isapres abiertas del país, para buscar la desafiliación inmediata del profesional como prestador médico.

7 meses después, el profesional fue expulsado de la Asociación. Mediante carta enviada el 13 de noviembre de 2012, el mismísimo Presidente de la Asociación Gremial de Cirujanos de la V Región le comunicó la decisión, adoptada por “haber repetido y mantenido” los hechos que dieron lugar a la suspensión inicial del médico.

DOCTOR SNOOPY

Imagine que en la V Región hay un individuo llamado Charlie Brown. Charlie necesita acudir a un pediatra porque su hijo está muy enfermo. Charlie se encuentra afiliado a la isapre “Peanut’s”, donde paga mensualmente un plan para que la isapre le bonifique cada vez que él, o su familia, requieran atenciones médicas.

La isapre mantiene convenios con un centenar de pediatras y otros especialistas, entre ellos el Dr. Snoopy. En su momento, Peanut’s se acercó al doctor para preguntar sus honorarios de consulta, cirugías y otros procedimientos. El Dr. Snoopy comunicó que sus honorarios eran de $15.000 por hora consulta. 

Snoopy pertenecía a la Asociación Gremial de Cirujanos de la V Región, institución que instruía los precios que cada uno de sus miembros debía cobrar. El Dr. Snoopy estaba dispuesto a cobrar menos, pero aquello significaría su expulsión del gremio. El médico podría mantener un convenio individual con la isapre, pero se arriesgaba a que el gremio amenazara con ordenar que ninguno de sus socios mantuviera convenio con esa isapre. De suceder esto, la isapre mantendría convenio con Snoopy, pero dejaría de tener convenio con los cientos de médicos miembros de la Asociación, por lo que a la isapre no le convendría mantener acuerdo con Snoopy, sino con el gremio.

Así, el panorama para Peanut’s era bien simple. Convenio con todos los miembros del gremio, a los precios estipulados por la Asociación, o convenio con ninguno. 

De esta manera, Charlie Brown acudió con su hijo al Dr. Snoopy. Debió pagar $5.000, pues la isapre le bonificó los $10.000 restantes del precio por la hora consulta. Lo que no sabe Charlie es que, si no existiera la Asociación Gremial, habría pagado un precio menor.

LOS PRECIOS

La Asociación Gremial de Cirujanos de la V Región negociaba con las isapres la adopción de convenios con sus médicos miembro. Mediante diversos medios, el gremio comunicaba los resultados de las negociaciones. De acuerdo a la Fiscalía, uno de los canales utilizados por la Asociación era su sitio web: www.agcirujanos.cl.

En dicho portal, se encuentra disponible un archivo Excel donde se detallan los honorarios a cobrar por distintas prestaciones. Si bien se menciona que estos son “aranceles de referencia“, se ha detallado anteriormente qué pasó con un médico que decidió cobrar precios inferiores.

El archivo puedes descargarlo AQUÍ.

AMENAZA A CONSALUD

En el intento por negociar precios de colusión, la Asociación encontró reparos por parte de la isapre ConsaludAsí, en Acta de Directorio del gremio de 18 de agosto y 8 de septiembre de 2009, la Asociación tomó la decisión de comunicar a Consalud que pondría término al convenio establecido con ellos. De esta manera, el 23 de septiembre de 2009, la Asociación se dirigía a la isapre de esta manera: 

La amenaza resultó ser efectiva. El 30 de septiembre de 2009, la Vicepresidenta de la Asociación, doña Cecilia Arancibia Ovalle, comunicaba al Directorio que la isapre finalmente había decidido aceptar los precios estipulados por el gremio. Los detalles en el siguiente correo electrónico:

Finalmente, en noviembre de aquel año, mediante boletín enviado a los miembros de la Asociación, el secretario del gremio, don Jorge Velarde Gaggero, comunicaba el exitoso proceso de negociación de convenios con isapres, de la siguiente manera:

REFLEXIÓN

Mediante gráficos y estadísticas, la Fiscalía sugiere que los médicos miembro de la Asociación Gremial de Cirujanos de la V Región son responsables de más del 95% de atenciones médicas de la región. Así también, se establece que los precios cobrados por profesionales miembro fueron los dictados por la institución, mientras que los precios cobrados por médicos no asociados eran inferiores.

En economía se suele establecer que para que exista una colusión deben existir pocas empresas o profesionales, pues solo así será viable que todos, o su mayoría, respeten un acuerdo de fijación de precios. En ese sentido, cuando se sugiere que existe colusión en el precio de buses interurbanos, aquello se suele desestimar porque existen muchas empresas. No obstante, los antecedentes expuestos revelan que lo relevante no es el número de empresas o profesionales, sino cuanto porcentaje del mercado acapara la unión de todos estos, o algunos. En este caso particular, más de un centenar de profesionales decidieron adscribir al gremio, toda vez que los médicos miembros eran capaces de evitar que los no miembros mantuvieran convenios con isapres, obstaculizando así el ejercicio libre de su profesión.

La ocurrencia de estos hechos pudiera constituir un nuevo caso de colusión en nuestro país. Uno igual, o inclusive más sensible, que los ya conocidos, por tratarse de una área sensible y vital para los chilenos y el ser humano: la salud.

La lista de los 111 médicos acusados de colusión puedes encontrarla AQUÍ.