La Ley Uber explicada con manzanitas

Explicamos en simple las nuevas exigencias que deberán cumplir Uber y Cabify para seguir funcionando en Chile. Indicaciones que, sin duda, harán que estas empresas cambien drásticamente.

Este viernes 20 de julio el gobierno del Presidente Piñera ha anunciado el envío de indicaciones al proyecto de ley que busca regular a las empresas de transportes de pasajeros que utilizan aplicaciones móviles para operar, más conocida como “Ley Uber“. La iniciativa, enviada al Congreso el 6 de octubre de 2016 por la ex Presidenta Bachelet, no ha logrado ser aprobada en el Parlamento en sus 19 meses de recorrido. Mientras tanto, las populares empresas que buscan ser reguladas por esta iniciativa, como Cabify y Uber, han operado en Chile al filo de la legislación, siendo acusadas por gremios de taxistas y colectiveros como competencia desleal, al no pagar ciertos impuestos y no cumplir con requisitos que se les exigen a ellos.

Para finalmente lograr la regulación de Uber y Cabify, la administración del Presidente Piñera se propuso realizar modificaciones al proyecto enviado por Bachelet y exigir una serie de requisitos para que estas compañías puedan operar en el país. En esta columna, explicamos en simple qué acciones y medidas deberán tomar estas empresas para poder seguir funcionando en Chile.

LICENCIA DE CONDUCIR A1

Una de las indicaciones que desea impulsar el Presidente Piñera es que los conductores de Uber, Cabify y, en general, cualquier empresa de transporte de pasajeros, cuenten con licencia de conducir profesional A1.

Actualmente, para ser conductor de Uber y Cabify sólo se necesita la licencia de conducir no profesional B (la que posee el grueso de la población). Este permiso permite la conducción de vehículos motorizados de 3 o 4 ruedas para transporte particular, facultando la operación de automóviles, camionetas, furgones, furgonetas y otros.

Con esta disposición, el gobierno busca que los conductores de Uber y Cabify cumplan los mismos requisitos que cumplen los taxistas y colectiveros.

ANTECEDENTES PENALES, EXAMEN SÍQUICO Y OTROS

A los taxistas y colectiveros se les exige la licencia de conducir profesional tipo A1, la cual también deberán obtener quienes deseen ser conductores de Uber y Cabify. Para poder postular a esta licencia, cualquier persona debe cumplir los siguientes requisitos:

  • Ser mayor de 20 años.
  • Poseer la licencia no profesional tipo B hace 2 o más años. 
  • Certificado de antecedentes penales.
  • Hoja de vida del conductor.
  • Declaración jurada sobre consumo de drogas o sustancias prohibidas.
  • Examen físico.
  • Examen síquico.

De esta manera, se puede apreciar que los conductores de Uber y Cabify deberán cumplir con más requisitos que los actuales. En primer lugar, todos los menores de 2o años ya no podrán ser conductores de las famosas aplicaciones. En segundo punto, los choferes deberán acreditar no poseer antecedentes penales. Finalmente, las personas interesadas deberán sortear pruebas que evalúen un estado físico y síquico idóneo para poder transportar pasajeros.

Así, no será tarea sencilla ser conductor de estas aplicaciones y se espera que se reduzca sustancialmente la oferta de transporte de estas empresas.

CONSTITUCIÓN DE EMPRESAS EN CHILE

Actualmente, Uber y Cabify son empresas extranjeras que, para efectos tributarios y comerciales, no están constituidas en Chile. Dado esto, estas compañías no están obligadas a pagar Impuesto al Valor Agregado por cada servicio de transporte que realizan día a día, impuesto más conocido como IVA. Este gravamen asciende a un 19% del precio de venta de un producto o servicio y, actualmente, representa la mitad de los ingresos que obtiene anualmente el Estado de Chile.

Un estudio desarrollado por la Comisión Nacional de Productividad (CNP) sugiere que el Estado habría recaudado US$ 50 millones adicionales en 2017 si Uber hubiese estado domiciliada en Chile. Esta cifra se desprende de los impuestos que deberían pagar los choferes por sus rentas y la compañía por el IVA y las utilidades anuales.

Actualmente, se estima que Uber posee 2,3 millones de usuarios activos en Chile, cuenta con 70 mil choferes inscritos y anualmente realizan más de 100 millones de viajes, generando ingresos superiores a los US$ 300 millones.

Así, el Gobierno obligará a que estas empresas se constituyan en Chile. Con esta indicación, el gobierno busca que Uber y Cabify paguen los mismos impuestos que las compañías de colectivos y taxis. Sin duda, esto subirá los precios de los viajes realizados por estas aplicaciones.

DEBATE

Todo indica que las indicaciones que ingresará el Gobierno busca “nivelar la cancha” respecto a las exigencias que deben cumplir quienes deseen transportar pasajeros en Chile. Queda claro a la vista que, empresas como Uber y Cabify, no cumplen los mismos requisitos que taxistas y colectiveros. 

A la luz de las exigencias que busca la nueva ley, es esperable que la disponibilidad de transportes asociados a Uber y Cabify disminuya sustancialmente. Este efecto por sí solo debiera incrementar los precios que ofrecen estas compañías. Sin embargo, un segundo efecto que impulsará aun más los precios es el hecho de que Uber y Cabify deberán constituirse en Chile para comenzar a pagar los impuestos que hoy no paga. 

Al respecto, queda la duda de si estas indicaciones serán positivas o negativas para el consumidor. ¿Por qué opción te inclinas?

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Anterior

El Subsidio Habitacional explicado con manzanitas

Posts relacionados
Leer más

La Operación Huracán explicada con manzanitas

Es imposible responder por Messenger un mensaje que fue enviado por WhatsApp. Carabineros pasó esto por alto. Esta es la cinematográfica historia de la Operación Huracán. Detenciones, celulares, un hacker y querellas del Estado por falsificación de pruebas. Cuando la realidad supera la ficción.
Total
0
Share